woodstovepro coupon coupons cookies by george shaving cream coupons 2012 3wishes coupons

El primer Desfile de Abelardo

Ese jueves 10 de julio, José Abelardo Alzate Giraldo cruzó con una sonrisa en el rostro  y los ojos luminosos, el pasillo de baldosas diminutas color tejado del Museo del Transporte. 

 

Su Nissan Datsun 280 C de 1980, había quedado por fin, perfecto para participar en el Desfile de Autos Clásicos y Antiguos del 10 de agosto de 2019. Después de cuatro largos años de transformaciones y detalles: le faltaban los rines originales, las cocas, un filtro metálico y tenía algunos biseles golpeados; además del mantenimiento que le hace a su auto a causa de la vejez: “usted cuando nació no es lo mismo que es actualmente, porque a uno le van pasando los años y uno va cambiando, le van apareciendo miles de “carajadas”, así mismo al carro… tenía un problemita en la parrilla frontal y me tocó llevarlo al taller”, cuenta Abelardo, como hablando de un familiar. 

 

Los repuestos de un auto antiguo son difíciles de conseguir, así que se traen de otras ciudades, se compran por internet o se mandan a fabricar, como le tocó a Abelardo con una direccional.

 

Abelardo subió las escaleras al lado del auditorio Guillermo José Restrepo Santa María (del Museo). Se subió en su vehículo Honda modelo 2012 rumbo hacia donde su hija, no en el Datsun, porque solo lo  suele utilizar los fines de semana cuando va  a visitar un “pedacito de tierra en el municipio de Santuario”, como le dice él.

 

En el Datsun, se sube al volante, se hunde en los asientos gelatinosos, como si estuviera en un puff. Intenta prenderlo pero el motor se ahoga en la recta final, su rostro, como el de un científico a punto de hallar la fórmula correcta, se tensiona, y al tercer intento, el motor escupe y se sume en un ronroneo. Se baja del auto y espera, debe dejar calentar el motor.

 

Pero en cambio, en el Honda, prende y arranca, sin complicaciones, aunque recordando su Datsun. Sale del Museo y se dirige a darle la noticia a su hija Marta , que hace 4 años le venía insistiendo y lo motivó a arreglar su carro hasta dejarlo con un porcentaje de originalidad superior respecto a su estado de fábrica: “Cuando mi papá llegó y me dijo la noticia me puse súper feliz. Mi papá se comenzó a entusiasmar con este evento; incluso, tenía programada una operación, porque tiene dos tumores benignos en la columna, pero la aplazó para poder participar”… Marta es la encargada de buscar los vestidos a la usanza, para su papá, su esposo y sus hijas.

 

Su Datsun fue traído de Japón y entró por el puerto de San Buenaventura,  Abelardo lo compró en 1993. Este 280 C de seis cilindros es proveniente de Taiwán, creado en principio como un auto de lujo para los altos  ejecutivos de Nissan, con su característica forma alargada y sus muchos biseles.

 

—A principios de este año fui en mi Datsun por mi nieta Sarita al colegio. Me asomé y la llamé, se me quedó mirando sorprendida. Nunca había ido por ella en ese auto. Salió corriendo hacia el carro, abrió la puerta, rápida. Se sentó a mi lado y comenzó a escurrirse en el asiento para que los compañeros no la vieran, mientras me decía: “Abuelo, por qué viniste en este carro tan feo”– Abelardo explaya una sonrisa mientras recuerda a su avergonzada nieta.

 

Ahora, él se la imagina a su nieta el 10 de agosto, con la misma cara de sorpresa que el día del colegio, pero esta vez, en medio de los coloridos trajes y el ambiente sublime del Desfile de Autos Clásicos y Antiguos. ¿Qué pensará Sarita ese día?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *